entrenadores personales en Toledo
  Cuerpo-Mente
 





LA RESPIRACIÓN. UN MOMENTO PARA LA RELAJACIÓN 
 

http://respiraryrelajar.blogspot.com/

Respiración

Parece obvio, y lo es. Respirar es una acción refleja, no pensamos en ella, y en consecuencia, respiramos mal, muy mal, y cada vez peor. El ritmo de vida actual, el estrés, ciertos hábitos nocivos hacen que poco a poco, sin darnos cuenta, nuestra respiración sea cada vez más “automática”, más superficial. Esto provoca que el oxígeno, tan necesario para nuestras células, sea cada vez más escaso, lo que a su vez provoca un sinfín de trastornos. Debemos mejorar nuestra respiración y por tanto la oxigenación de nuestro organismo, nos ayudará a mejorar nuestra salud.
Existen muchas técnicas de respiración, aquí le proponemos unos sencillos ejercicios que podrá realizar en cualquier parte, en casa, en el trabajo, en el autobús, metro… Pruébelo, no le costará nada y el beneficio será mayúsculo.
 

Respiración
Relájese y respire

Claves: la respiración debe ser lenta, profunda, relajada y silenciosa.
Se divide en tres fases: Abdominal, Costal y Clavicular o Apical. La unión de estas tres fases nos dará como resultado una respiración completa y saludable.
- Relájese y concéntrese en la espiración. Espire a fondo varias veces, vacíe sus pulmones tanto como le sea posible contrayendo el abdomen y las costillas. Verá como el aire quiere volver a llenarlos por si solo.
- Manteniendo el ritmo lento, constante y relajado, inspire, el diafragma desciende y abdomen se hincha (respiración abdominal), continúe inspirando dilatando las costillas (respiración costal) y finalmente levante un poco los hombros para completar el llenado (respiración clavicular).
- Espire de nuevo lenta y profundamente vaciando sus pulmones empezando por la fase clavicular, a continuación costal y finalmente abdominal para producir a continuación su llenado de nuevo.
- Repita este ciclo durante al menos 10 minutos cada vez. Puede repetirlos cuantas veces quiera.
Es importante realizarlo con un ritmo lento, constante y profundo, tomando conciencia de cada una de las fases, abdominal, costal y clavicular. En ocasiones, sobre todo al principio, puede notar un cierto mareo, no se preocupe, es normal, desaparecerá tan pronto su cuerpo se adapte a esa cantidad extra de oxigeno que está recibiendo.
Cuando domine la técnica puede añadir una apnea de unos 4 segundos antes de la espiración lo que aumentará la captación de oxigeno en los pulmones.
Un momento ideal para realizar estos ejercicios es en la cama antes de dormir, sobre todo si tiene problemas para conciliar el sueño.


 
 
  visitantes 28339 visitantes (51486 clics a subpáginas) gracias a todos  
 
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=